Qué son, y porque debes de tener particionado tu Disco Duro



Una de las partes más importantes de un ordenador, es el disco duro, en este no solo se almacenan todos nuestros archivos, sino también el sistema operativo que utilizamos. Cuando se instala un nuevo sistema operativo, este crea algunas particiones automáticamente. Conocer a fondo la función de cada partición y como crearlas o modificarlas manualmente nosotros mismos, puede ser muy útil en varios escenarios.

Una partición es una unidad lógica de almacenamiento, usada para dividir un disco duro físico en varias partes, cómo si se tratase de múltiples discos. De esta manera cada partición puede usar sistemas de archivos diferentes. Estos sistemas de archivos son el formato en el cual se almacena la información, y el computador los usa para controlar cómo se almacenan e identifican los datos para su uso.

Podríamos decir, que el particionado divide el disco en varias partes y el sistema de archivos identifica las partes para que sea más rápido y fácil acceder a la información dentro de ellas.



Tipos de particiones

Las particiones pueden ser de tres tipos: primarias, extendidas o lógicas.

Las primarías son las divisiones principales o “crudas” de un disco, solo pueden existir 4. Este tipo de particiones pueden ser detectadas por cualquier sistema operativo. 
Las extendidas o secundarias, fueron creadas para romper el limite de las 4 particiones primarías. Básicamente, están hechas solo para contener varias particiones lógicas dentro de ella, y no tienen un sistema de archivos como tal. 

Es así entonces, como las particiones lógicas son las que ocupan una porción o la totalidad de una partición extendida, y estas, si tienen un sistema de archivos especifico.


Tipos de Sistemas de Archivos

Algunos de los ejemplos más conocidos de sistemas de archivos son: FAT,NTFS, y ext. Aunque hay muchos más tipos, estos son los que usamos con mayor frecuencia en Windows ó Linux, y de los que vamos a tratar en este artículo.

FAT (File Allocation Table) es un sistema de archivos viejo, simple pero robusto. Actualmente es usado mayormente para dar formato a unidades de almacenamiento pequeñas o portables, como las memorias USB, o los discos SSD. No es un sistema de archivos que se use para instalar sistemas operativos porque no ofrece el mismo rendimiento que otros más modernos.

NTFS (New Technology File System) es un sistema de archivos propietario creado por Microsoft, y es el utilizado por Windows en todas sus versiones actuales.

ext (extended filesystem) son sistemas de archivos utilizados comúnmente por el kernel de Linux. Es el sistema de archivos usado por defecto en la mayoría de las distribuciones de Linux más populares: Ubuntu, Fedora, Debian, etc. El formato más reciente es ext4, sucesor de ext3.

Windows cuenta con su propia herramienta de partición de discos, las versiones que se incluyen en Windows 7 y 8 son las más completas hasta ahora. Te permite aumentar y reducir el tamaño de las particiones, o eliminarlas. Cambiar las letras y rutas de acceso de una unidad y formatearlas.



Una vez que entendemos los tipos de particiones y sus sistemas de archivos, sabemos para que sirva cada elemento y podemos arriesgarnos a manipularlos.

Es ideal que si queremos manipular la partición principal donde tenemos nuestro sistema operativo instalado, lo hagamos desde un disco de arranque y no directamente desde Windows. Las herramientas de particionado pueden añadirse a discos de arranque USB, para una manipulación más segura de las particiones.

Razones por las que debes de tener particionado tú Disco Duro


Una partición de disco es la denominación que recibe las divisiones de una unidad de almacenamiento sea un disco duro, una SSD o un sistema RAID. Es una manera de dividir un disco duro en una serie de discos lógicos y decirle al sistema operativo que los maneje de forma independiente, cada uno con su propio sistema de archivos.

En Windows, las particiones están identificadas con una letra seguida por dos puntos. En otros sistemas como Linux y UNIX, es común emplear directamente varias particiones para archivos, datos de usuario y para memoria virtual temporal.

Cuando compras un ordenador nuevo con Windows lo más probable es que tenga una sola partición “C:” que ocupa todo el espacio del disco. Algunos fabricantes añaden pequeñas particiones para recuperación del sistema y otras pero que no están destinadas al manejo del usuario. Puedes revisar las que tienes instaladas a través de “Mi PC”, el explorador de archivos o a través del “Panel de control-Herramientas administrativas-Administración de equipos-Administración de discos” que es precisamente donde se pueden crear o gestionar estas particiones.



Las particiones son usadas habitualmente por usuarios medios y avanzados pero son un aspecto muy desconocido para el gran público. De paso, te mostramos un acercamiento a ellas comentando algunas razones poderosas que aconsejan su uso:

Podrás salvar tus datos en caso de fallos del sistema
Si el sistema operativo falla por cualquier causa (controladores, aplicaciones o virus) es probable que no puedas acceder a la unidad ni realizar una restauración del mismo. Contar al menos con dos particiones, una para el sistema y otra para los datos, te asegura que un fallo del sistema no afectará a tus archivos personales.

Podrás instalar varios sistemas operativos
La mayoría de sistemas operativos obliga a instalarlos en sus propias particiones. En este escenario, contar con varias particiones separadas es obligatorio. Además, puedes crear terceras particiones para compartir archivos entre ellas.

Rendimiento mejorado
Los discos duros actuales de hasta 4 o 6 Tbytes ofrecen una enorme capacidad de almacenamiento pero obligan a las cabezas lectoras a un mayor recorrido. Con ello, dividir el disco en varias particiones te asegura un menor retraso en el reposicionamiento de los datos.

Mayor facilidad en la organización
Contar con varias particiones de disco facilita la organización y búsqueda de los archivos. En la imagen de arriba, verás como el sistema de almacenamiento está dividido en la partición C: para el sistema, D: para instalación de aplicaciones y juegos, y E: para copias de seguridad, documentos, fotos, música o vídeo. Las posibilidades son casi ilimitadas y mejoran la organización frente a una única partición.


Además de la herramienta propia presente en Windows que comentamos, puedes utilizar aplicaciones específicas de terceros con mayores posibilidades y facilidad de uso.




Fuentes:  muycomputer -- hipertextual


Qué son, y porque debes de tener particionado tu Disco Duro Qué son, y porque debes de tener particionado tu Disco Duro Reviewed by BryanJSL on noviembre 09, 2016 Rating: 5
Con tecnología de Blogger.